Hoy es la víspera

Primero sos raíz con promesa. Y la promesa es una verdad. Es una misión que se va a realizar cueste lo que cueste. Porque el que prometió no miente.

Después sos tallo verde que crece con pequeña hoja. Después las hojas pequeñas son más. Eso te da seguridad porque todo marcha bien. Pero también te da ansiedad porque aún falta tanto.

Más adelante sos un tallo más ancho con ojas verdes más grandes. Y la raíz gana terreno debajo porque la tierra es buena. Y eso es una señal que podrías tomar para saber que todo va a salir bien. Que la promesa se va a cumplir. Pero todavía hay que extenderse mucho más.

Sólo sos una tallo verde.

Pasa un poco más de tiempo y tu ojo se empieza a asomar entre los pétalos pegados. Es un pimpollo verde y cerrado. Pero lleno de color y perfume.

La savia que recorre todo tu ser desde la raíz ahora empuja con fuerza. Estás en cierne.

Hoy es la víspera.

Después, a finales de Marzo los pétalos comienzan a abrirse tímidamente hasta el primero de Abril cuando estás por primera vez en tu esplendor.

Cuando no había más que esperar y se caía de maduro que irreversiblemente la promesa se iba a cumplir.

Bienvenido.

Licencia Creative Commons
“Precipicio” por Sebastián Colotto se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.

La Memoria (es un pedazo de viento)

Mira hacia atrás

Entiende bien

Comprende

Ve el entorno

Piensa en más atrás

En lo infinito

Aunque no lo alcances

Sostén el concepto

Míralo

Obsérvalo

Detente en cada cosa

Si pudieras

Aunque no puedas nombrarlas

Aunque no las conozcas

Todas confluyeron en éste instante

Llegaron al presente

En este mismo instante

Déjalo ir

Viaja con él en su impulso

Piensas que estás quieto

Pero eres una esquirla de granada

Y la granada es el Universo

El espacio es tiempo

Ya no puedes controlarlo

Eres el instante analizado

Que se diluye

Se disuelve

Porque es tiempo

Toma caminos involuntarios

Te lleva como el viento

Eres el viento

Como una ola del mar

Eres el mar

Un grano de arena sin nombre

Sin numerar

Tu instante ya no es tuyo

Pertenece al Todo

Pertenece a otro instante

También será olvidado

Como los recuerdos

Aunque los recuerdos no son cosas

Sino ausencias

Pronto también se desvanecerán

Y serán reemplazados por otros

Como todas las cosas

Así es la memoria

Nunca se queda quieta

Es un pedazo de viento